miércoles, 18 de marzo de 2009

Comercio Justo

La trascendencia del alimento en la vida cotidiana, como consecuencia natural de lo que comemos, ejerce también un profundo efecto en nuestro entorno, en el paisaje del medio rural, en la supervivencia de las tradiciones y en la biodiversidad de la Tierra. Un auténtico gastrónomo no puede ignorar la íntima conexión entre el plato y el planeta. Y detrás de cada plato está la gente que lo hizo posible, los productores que han conservado las tradiciones cultivando o produciendo, trabajando para nutrirnos y satisfacernos. Los alimentos que comemos deberían tener buen sabor, deberían ser producidos de forma limpia sin perjudicar el medio ambiente, el bienestar animal y la salud humana, y los productores deberían ser recompensados de manera justa por su trabajo.










El Comercio Justo es un sistema de relaciones comerciales basado en la justicia, la solidaridad y la sustentabilidad. Parte de la asociación principalmente comercial, directa y de largo plazo, entre pequeños productores y consumidores.
En el comercio justo, los productores obtienen un ingreso digno y estable que impulsa sus propios procesos de desarrollo económico, social y cultural. Por otro lado, los consumidores reciben un producto de calidad certificada, elaborado con respeto a la salud y cuidado del medio ambiente.
Comercio Justo,¡No Caridad!
Lo mejor del pequeño productor®



LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin